MASAJES AYURVEDAline1line2

Ayurveda significa “ciencia de la vida”. Sostiene que el hombre “es un universo en sí mismo”, capaz de adquirir la práctica de la autocuración a través del equilibrio de la energía del cuerpo. Una de las técnicas del masaje ayurveda se denomina abhyanga, que se traduce como “untado en aceite”, y así es, en ésta se emplean diferentes tipos de aceites aromatizados con hiervas para contribuir a una mayor relajación, haciendo uso al mismo tiempo de la aromaterapia, que favorece la introspección.


La técnica consiste en trabajar sobre los centros energéticos o doshas a través de una serie de movimientos (circulares, rítmicos, suaves e intensos), para activar la energía vital, y así equilibrar los tres puntos de energía: vata, pitta y kapha, para que el cuerpo permanezca sano y en equilibrio. Lo interesante es que no todos tenemos el mismo punto de armonía, sino que cada individuo posee un equilibrio singular, sincronizado con su propia energía, y ésta se puede encontrar a través de esta práctica.

El equilibrio energético, la fuerza vital interna y esta técnica milenaria con orígenes hindú asociándose de manera estrecha y dinámica, determina un verdadero equilibrio interior, para la sanación y el bienestar de nuestro yo físico, psíquico y espiritual.


Objetivos de la terapia:

  • Integrar y re equilibrar cuerpo, mente y espíritu
  • No enfocarse sólo en el síntoma sino en el ser como un todo
  • Procurar un tratamiento de salud integral

Beneficios:

  • Facilita la eliminación de toxinas
  • Distienden nervios y tendones
  • Refuerza al sistema inmunológico
  • Favorece la respiración
  • Beneficia el funcionamiento del sistema endócrino
  • Descongestiona la circulación linfática
  • Estimula la autoconfianza y la estabilidad espiritual
  • Incrementa el dominio de sí mismo
  • Fortalece las defensas del cuerpo
  • Aumenta la elasticidad de los vasos sanguíneos
  • Mejora el aspecto de la piel
  • Induce al sueño
  • Mitiga dolores en general