YOGA CON ELEMENTOSline1line2

Como disciplina el Yoga es uno solo. Sin embargo, existen diversas corrientes que se enseñan de un modo u otro, de acuerdo a cómo los maestros han interpretado sus diferentes componentes.


Las clases de yoga con elementos centran al cuerpo en un alineamiento a partir del cual se reorganiza la postura física. Gracias a ello, se produce una sinergia entre el sistema músculo esquelético, los sistemas regidos por órganos, el sistema psíquico mental y la intelectualidad.


La práctica de posturas es apoyada con el uso de soportes materiales como bloques de maderas, cintos, mantas, bancos, arneses, lo que permite mejorar el despliegue de flexibilidad y fuerza de las personas. El uso de estos implementos contribuye a mejorar las posturas y ayuda a que personas con limitaciones físicas puedan hacer las posturas.

Yoga Iyengar

FUNCION DE LOS ELEMENTOS


Arnes: Sirven para sostener el cuerpo y poder mantener posturas complejas por más tiempo. Se utilizan para posturas de piso y para Yoga Aereo. En las posturas invertidas y de Yoga Aéreo se genera una sensación muy parecida a la acrobacia en trapecio o tela (por la fluidez del movimiento, sensación de flotar y el estar suspendido en el aire). Esto se fusiona con las herramientas y beneficios de la práctica tradicional de yoga (parte más terapéutica que nos da el método Iyengar). Las asanas (posturas) invertidas son muy beneficiosas: Mejoran la circulación, revitalizan. Rejuvenecen, se gana confianza y valor al afrontar el reto de la inversión. Nos enseña a mantenernos centrados cuando el mundo ”se pone del revés”. Finalmente, al invertir el cuerpo hacemos un aporte extra de oxígeno al cerebro beneficiando así todas las conexiones y glándulas que se hallan en él.


Tacos de madera: Sirven de apoyo para las manos en posturas de pie (Trikonasana por ejemplo), alinean en cuerpo en posturas de piso y son sumamente útiles para realizar aperturas de pecho, cintura escapular (hombros), articulaciones sacro ilíaca y coxo femoral (cadera y pelvis). El cuerpo se funde con el elemento luego de unos minutos de práctica y la sensación al finalizar y retirar el elemento es increíble.


Bolster: Uno de los usos más importantes de un bolster es que soporta el cuerpo completamente. A menudo se utiliza para apoyar la espalda y las costillas. Sin embargo, puede ser utilizado en cualquier área que pueda necesitar apoyo. En ciertas poses, donde el bolster se utiliza por debajo de la cadera, las rodillas y el cuello, puede ayudar para una mejor alineación del cuerpo en la postura, que es muy importante para evitar cualquier lesión. Puede ayudar a realizar una pose compleja, o ayudar a mantener la posición correcta del cuerpo en una pose durante más tiempo.  


Mat: Utilizamos colchonetas anti deslizantes para garantizar la seguridad de los alumnos y no perder estabilidad en las posturas.


Mantas: Suavizan las posturas, sirven de apoyo y cubren el cuerpo en la relajación final (Savasana) cuando el cuerpo pierde temperatura al relajarse y quedar inmóvil.  


Almohadilla relajante: La utilizamos para la relajación final. Este elemento suaviza la mirada, relaja el entrecejo, afloja tensión en parpados y cejas. Sirven además como elemento de aromaterapia ya que están rellenas de semillas de lavanda y manzanilla, aromas que relajan aún más el rostro.


Sillas: Se utilizan mucho en Yoga terapéutico ya que es muy útil para realizar posturas con una correcta extensión de las articulaciones, sin generar sobrecargas. Sirven para facilitar las posturas y mantener el equilibrio. Las sillas son muy versátiles ya que pueden ser utilizadas en posturas básicas para principiantes (torciones, posturas de pie), como también en posturas complejas y avanzadas (aperturas de pecho, parada de cabeza, puentes). Este elemento permite apoyar diferentes partes del cuerpo (manos, pies, piernas, hombros, cabeza) en diferentes partes de la silla (asiento, respaldo e incluso en las patas).


Cintos regulables: Al igual que las sillas, se utilizan mucho en Yoga terapéutico ya que son muy útiles para realizar posturas con una correcta extensión de las articulaciones, sin generar sobrecargas. Sirven para facilitar las posturas, elongar el cuerpo y permiten sostener posturas complejas por mas tiempo. Los cintos se alargan o acortan según la postura a realizar y las posibilidad de cada alumno. Este elemento se convierte en extensión de nuestras manos y piernas para favorecer la elongación y estiraramiento de musculos y  tejidos.